Me llamo David María Valverde Martínez y nací en Badajoz, una pequeña localidad de unos 150.000 habitantes en la región de Extremadura, España.

Desde pequeño he sido bastante curioso. A la tierna edad de 10 años, mis padres compraron una enciclopedia y, de regalo, traía un ZX Spectrum, mi primer ordenador, uno de esos que utilizaban cassettes para guardar los datos. Aparte de traer varios juegos impresionantes que tardaban una media hora en cargarse, venía con un editor de Basic (junto con su tocho manual donde se podía aprender cómo programar). Me pasé muchas tardes empapándome de ese manual y picando código. El simple hecho de poner 3 líneas de código y poder cambiar el color del fondo de la pantalla ya me alegraba la tarde. De aquí viene mi afición a la informática.

Mi manual de Basic

Luego fuí creciendo, haciendo algún curso de MS-DOS, ofimática o mecanografía, donde podía seguir estando en contacto con ordenadores y que hacían crecer mi gusanillo por este mundo. Así que, al finalizar los estudios de Bachillerato lo tenía claro, quería estudiar Informática. El resto de la historia se está construyendo...

Y al igual que hace 20 años cuando un cambio de color del fondo de la pantalla o la aparición de un texto me hacían sonreir, hoy el poder ver que tu trabajo al escribir código se transforma en algo me sigue pareciendo apasionante. Sigo con la misma ilusión de siempre.

Experiencia

Mi experiencia todavía es corta. No llevo muchos años en esto pero cada día me esfuerzo en mejorar y convertirme en un mejor profesional. Lo bueno de trabajar en una gran empresa como he estado hasta ahora es que trabajas al lado de otros grandes profesionales de los que puedes aprender mucho. Además de conocer a muy buena gente y hacer amigos y no solo compañeros. Algo que considero esencial en el trabajo es el buen rollo entre los integrantes de un proyecto pues se va a trabajar más motivado y los resultados son mucho mejores.

Además del trabajo en horario completo, estoy embarcado en varios proyectos como emprendedor en los que estoy aprendiendo mucho de otros aspectos del negocio.

Estudios

Desde pequeño siempre se me han dado bien los estudios. No necesitaba estudiar mucho para sacar buenas notas en el colegio. Con el tiempo, las cosas se iban complicando, pero en el instituto tampoco era necesario echar más de una tarde. Y en la Universidad, bueno, si se echaban más de 2 días en ciertos exámenes pero con estudiar un poco en épocas de exámenes más o menos se iban sacando las asignaturas.

Respecto a la carrera elegida, siempre tuve claro que estudiaría Ingeniería Informática. Y he ido bastante bien, a prácticamente curso por año. Sin embargo, todavía no la he terminado porque me sigue quedando el Proyecto Fin de Carrera. Comencé a trabajar y fui dejándolo. Algún día de estos me pondré a terminarlo.

Formación complementaria

En una profesión como la nuestra, debemos estar contínuamente formándonos, ya sea con nuevos lenguajes, metodologías o tecnologías. Además de una buena autoformación con libros e Internet, la formación que proporcionan los cursos impartidas por otros profesionales que nos enseñen las particularidades de lo que estamos aprendiendo nos ayuda a mejorar en nuestra carrera.

La típica frase "Aprendiz de todo, maestro de nada" que suele ponerse en muchas bios de Twitter me representa bastante bien. Me encanta aprender aunque no me considero experto en ninguna materia. Aún así, considero que es bueno compartir lo aprendido puesto que siempre serás "más experto" que alguna otra persona en alguna materia y podrás ayudarle. Igualmente, al contrario, siempre hay alguien que sabe más que tú en algún tema y del que puedes aprender.

Idiomas

Hoy en día los idiomas son esenciales en un entorno globalizado como en el que nos encontramos y sobre todo en nuestra profesión, en el que la mayoría del material disponible para nuestra formación no se encuentra en mi idioma nativo, el español.

Mi nivel de inglés es, tengo que reconocerlo, "muy mejorable". Me defiendo bien en el lenguaje escrito pero mi nivel oral deja algo que desear. Siempre entra entre mis propósitos de año nuevo mejorar mi nivel de inglés y en ello estoy.

Además de inglés, me gustaría aprender un poco de portugués (por mi cercanía con el país vecino) pero nos centraremos por ahora en el idioma anglosajón.

Aficiones

Además de programar o diseñar en mis horas libres, no tengo muchas más aficiones. Me gusta hacer algo de deporte: jugar a fútbol o un poco de gimnasio. También verlo por la televisión. Soy aficionado del Fútbol Club Barcelona y, por supuesto, del equipo de mi tierra, el Club Deportivo Badajoz, del que he sido abonado y que voy a verlo siempre que puedo. En televisión, aparte de los deportes, no suelo ver nada más. Prefiero una buena serie o película en la pantalla del ordenador. Y por supuesto, me encanta salir a tomar algo con los amigos.