Cuenta la leyenda que un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias. El hilo rojo se puede estirar, contraer o enredar, pero nunca romper.

Se puede denominar alma gemela, media naranja o destino, pero existe una creencia en la Asia Oriental (China y Japón) en la que toda persona tiene su destino escrito al nacer y las personas que tendrán que conocerse están unidas mediante un hilo rojo (ya sea en el tobillo o en el dedo meñique).

La leyenda del hilo rojo

La leyenda dice así:

Hace mucho mucho tiempo, un emperador se enteró que en una de las provincias de su reino vivía una bruja muy poderosa, quien tenía la capacidad de poder ver el hilo rojo del destino y la mandó traer ante su presencia.

Cuando la bruja llegó, el emperador le ordenó que buscara el otro extremo del hilo que llevaba atado al meñique y lo llevara ante la que sería su esposa. La bruja accedió a esta petición y comenzó a seguir y seguir el hilo.

Esta búsqueda los llevó hasta un mercado, en donde una pobre campesina con una bebé en los brazos ofrecía sus productos. Al llegar hasta donde estaba esta campesina, se detuvo frente a ella y la invitó a ponerse de pie.

Hizo que el joven emperador se acercara y le dijo: «Aquí termina tu hilo», pero al escuchar esto el emperador enfureció, creyendo que era una burla de la bruja, empujó a la campesina que aún llevaba a su pequeña bebé en brazos y la hizo caer, haciendo que la bebé se hiciera una gran herida en la frente, ordenó a sus guardias que detuvieran a la bruja y le cortaran la cabeza.

Muchos años después, llegó el momento en que este emperador debía casarse y su corte le recomendó que lo mejor era que desposara a la hija de un general muy poderoso. Aceptó y llegó el día de la boda.

Y en el momento de ver por primera vez la cara de su esposa, la cual entró al templo con un hermoso vestido y un velo que la cubría totalmente… Al levantárselo, vio que ese hermoso rostro tenía una cicatriz muy peculiar en la frente.

Es curioso esto del destino. Hoy cumplo un año con mi novia y, aunque parezca que es poco tiempo el que llevamos juntos, creo que de algún modo hemos estado unidos toda nuestra vida. Quizás sólo sean casualidades de un universo azaroso, o quizás sea el destino y que estamos unidos mediante un hilo invisible, pero a lo largo de nuestras vidas se han producido una serie de coincidencias, y de vez en cuando vamos conociendo alguna más, como si el destino nos forzara a conocernos.

Algunas de estas coincidencias:

  • Hemos vivido toda nuestra vida bastante cerca, a unos 200-300 metros uno de otro.
  • De pequeños, coincidimos 2 veranos en el campamento del barrio.
  • Varios meses cogimos el mismo autobús todos los días de camino al trabajo.
  • Nuestros padres trabajaron juntos alguna vez.
  • Nuestras madres se conocieron cuando cogían el mismo autobús para ir a sus respectivos trabajos.
  • Teníamos, antes de conocernos, amigos en común.

Y aún así, hasta hace relativamente poco no nos conocimos. Ya digo, quizás sólo sean casualidades. Será lo más probable, pero son tantas que uno llega a pensar que hay algo más. No obstante, estoy feliz que hasta hace poco el hilo rojo que nos une no nos haya acercado. Pienso que no hubiera sido el momento adecuado el conocernos antes, que el momento perfecto es ahora para tener la relación que actualmente tenemos.

Lo que me va enamorando cada día de ti es lo buena niña que eres, lo que me quieres y lo que quieres a los míos (sobre todo a los peques), los ánimos que me das en los momentos bajos y lo que te preocupas por todo, nuestras largas conversaciones bajo las estrellas o viendo una película en el sofá bajo una manta, nuestros juegos y bromas… Sabes que no soy de expresar mucho mis sentimientos, pero sabes lo que siento por ti.

Y no se qué pasará en el futuro, y lo que nos tendrá preparado el destino, pero disfrutemos del presente pequeña.

Pon un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>